Todo lo que diga podrá ser usado en su contra


“Tiene derecho a guardar silencio. Todo lo que diga podrá ser usado en su contra”. Esta frase, tan común en los programas de televisión y las películas de cine policíaco o de investigación que vienen de Estados Unidos, es parte de las garantías que un Estado de Derecho debe otorgar a sus ciudadanos antes de detenerlos e imputarle algún delito. No es cliché o frase de cajón del investigador o del policía, sino una obligación hacer la advertencia al “presunto” delincuente. Es parte de las garantías procesales (debido proceso) que los Estados democráticos deben brinda, así para algunos sean meros formalismos, a los ciudadanos que van a ser detenidos.

Esa manida frase, está recogida en la Constitución Política de Colombia, al decir en su Artículo 33:

“ARTICULO 33. Nadie podrá ser obligado a declarar contra sí mismo o contra su cónyuge, compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil.”

Sigue leyendo