Colombia: Rotundo castigo a Saludcoop EPS por muerte de bebé


En enhora buena, nuestra Corte Constitucional pasa de las sanciones pecuniarias a sanciones sociales a entidades de salud que han violando manifiestamente el derecho a la salud y a la vida. Les comparto esta nota periodística sobre el castigo a Saludcoop. Pronto localizaré el texto completo de la sentencia para compartirlo con uestedes.

“Por la muerte de un bebé por negligencia de un médico de Saludcoop EPS, la Corte Constitucional aplicó un castigo, que incluye una placa visible en todas sus clínicas donde garanticen el respeto a los derechos de los niños.

La Corte Constitucional ordenó a Saludcoop EPS que ponga en un lugar visible, en todas sus clínicas a nivel nacional, una placa donde indique que su función es respetar los derechos fundamentales de los niños y niñas, “especialmente sus derechos fundamentales a la salud y a la vida en condiciones de calidad y dignidad“.

De igual manera le ordenó a la institución pagar una beca durante diez años a un profesional de la medicina, para que realice estudios enfocados a las urgencias infantiles, y para que posteriormente esos jóvenes presten su servicio en las clínicas de Saludcoop EPS.

No es un caso extraño dentro de la jurisprudencia, en muchos casos cuando acuden a la tutela ya han muerto. A pesar de que insistió en varias ocasiones se le negó sistemáticamente el derecho a la salud, aduciendo todo tipo de trabas, aunque era evidente la situación de salud que se presentaba“, indicó el magistrado ponente Humberto Sierra.

La Corte Constitucional indicó que  todos estos esfuerzos están enfocados a proteger a la población infantil.

Un niño de cuatro meses de nacido fue llevado por su madre en repetidas ocasiones al médico, en la clínica Santillana, pero bajo el cuidado de Saludcoop EPS porque “tuvo vómito, presentaba inapetencia y se le veía decaído”. El médico Luis E. Botero le dijo que tenía otitis gripal, a pesar de que en una de las veces que fue llevado por su  madre, tenía sangrado rectal. El galeno le dijo que no era más que una gripa y le recetó acetaminofén, indicándole, además, que “lo podía llevar todos los días y le iba a decir lo mismo”.

Posteriormente el pequeño fue operado –invaginación iliocólica-, duró un mes hospitalizado y posteriormente, ante la insistencia de la madre, a la Fundación Clínica Valle del Lilly y allí internado en cuidados intensivos durante un mes. Dos semanas después de estar en casa, empezó a presentar sangrado rectal nuevamente.

La madre quiso llevarlo al Valle del Lilly nuevamente “para que se le garantizara el derecho a la continuidad en la prestación del servicio de salud, pero la EPS se negó, aduciendo que ya no tenía convenio con dicha entidad hospitalaria“. 

La madre llevó al pequeño nuevamente a la Clínica Santillana, “donde, atendido en urgencias, el médico le volvió a recetar acetaminofén y se negó a poner en contacto a la madre con el cirujano“. La mujer instauró acción de tutela para que se protegiera el derecho a la salud a su hijo, pero este murió antes de obtener una respuesta.

Fuente: www.elespectador.com del 2/10/2008

Cerca de la Libertad (Rabbit Proof Fence)


Cartel de la PeliculaLos despojamos de sus tierras, destruimos sus cultivos; los sometimos a nuestras leyes que son ajenas a sus costumbres y tradiciones; procuramos que aceptaran nuestros gustos, los cuales les disgustan; los masacramos cuando defendieron a su manera su vida y sus posesiones; y libramos una guerra sin cuartel para que nos reconocieran como el amo”.

Anthony Trollope, novelista inglés que  viajó a Australia a finales del siglo 19.

 

Mi “amigo y cofrade de cine”, Álvaro Hernández, me recomendó y consiguió una muy bonita obra: Cerca de la Libertad., que se resume en la cita del novelista inglés Anthony Trollope, que encabeza este post. Aquellos y aquellas que deseen entender un poco más el significado de una invasión, física y cultural, las políticas gubernamentales, que en muchas ocasiones se disfrazan de benevolencia, para los desposeídos, los marginados, las minorías étnicas, entre otros, no pueden dejar de ver esta hermosa película australiana. Pocas veces, en Colombia, tenemos oportunidad de ver cine de Australia (continente y país tan distante y lejano para nosotros, como misterioso y fascinante); comercialmente no encontramos nada, pero en los cineclubes, de colegios y universidades, y en algunos sitios de internet podrán conseguirla. Muchas cosas que no sé decir o no puedo decir con palabras, están contenidas, y mejor expresadas, en las obras cinematográficas que aquí referencio que en los propios textos legales. Por eso reitero mi invitación a todos y a todas a verlas, como un recurso didáctico muy importante, y muy económico, para transmitir a los estudiantes la esencia de las normas constitucionales y de la realidad cotidiana en nuestro mundo globalizado.
Originalmente llamada “Rabbit Proof Fence” -el website oficial ya no existe- (en España se llamó “Generación Perdida“,  y en otras partes “Cerca de la Libertad” o “Cerca a Prueba de Conejos“, un título más literal).  
A continuación una sinopsis de la película, un trailer y enlaces para ampliar la información. 
Trailer de la Película:
“Drama / Basado en hechos reales. En 1931, tres chicas aborígenes australianas -Molly, Gracie y Daisy- fueron raptadas por la policía para ser entrenadas para trabajar como empleadas domésticas. Las dijeron que no tenían ya madres. Las tres niñas se escaparon y emprendieron una odisea de 1500 millas para poder regresar a casa. Esta es la historia de los hechos.” (FILMAFFINITY)

1.500 millas es muy lejos de casa.

La historia real de una familia que desafió a una Nación.

Cerca de la libertad es la historia verdadera de Molly Craig, una niña aborigen que guía a su hermana menor y a su prima en la huida de una institución gubernamental, organizada como parte de la política para entrenar a niños aborígenes como trabajadores domésticos e integrarlos a la sociedad de los blancos.

Con valor y determinación, Molly conduce a las niñas, un paso adelante de las autoridades, en un viaje épico de más de 1.500 millas en busca del cerco contra los conejos, que divide en dos al continente y puede conducirlas, finalmente, de vuelta a casa. Pampacine

En esta sinopsis, se entiende mucho más el nombre original de la obra y el contexto sociopolítico y económico en que se dan los hechos reales en Australia.

“1931. EN EL OESTE DE AUSTRALIA. Pequeña comunidad de Jigalong, en el mismísimo borde del Desierto de Gibson. Atravesando este enclave, y extendiéndose por el desierto, está el alambrado a prueba de conejos. Divide completamente Australia en dos de norte a sur. Este cercado se construyó para dejar todos los conejos en una de las dos partes, y las tierras de pastura en la otra. Esta remota tierra es el hogar para tres enérgicas niñas aborígenes, MOLLY (Everlyn Sampi), de 14 años, su hermana DAISY (Tianna Sansbury), de 8, y la prima de ambas, GRACIE (Laura Monaghan), de 10, quienes viven muy tradicionalmente con MAUDE (Ningali Lawford), la madre de Molly y Daisy, la abuela de ambas, FRINDA (Miran Lawford), y la madre de Gracie, LILY (Sheryl Carter). Los padres blancos de estas niñas son trabajadores que construyeron la alambrada y que se fueron (Ninguna diferencia con el video “Los Hijos del Plan Colombia” en Séptimo Día o con los casos de madresolterismo en las zonas de construcción de los megaproyectos). Ahora, el único contacto de las pequeñas con la Australia de los blancos es la ración que reciben todos los días de la semana en la terminal de Jigalong.    En la ciudad de Perth, AO NEVILLE (Kenneth Branagh), el Oficial para la Protección de los Aborígenes al oeste de Australia, es informado de que las tres niñas crecen libres. El cargo que ocupa le convierte en el guardián legal de los aborígenes en el estado y le inviste de poder absoluto sobre cada uno de los nativos de su jurisdicción.      Cree que la respuesta al «problema de raza» pasa por suprimir la reproducción de la raza aborigen. Para lograr ello, ha ordenado que los niños fruto de matrimonios mixtos no puedan contraer matrimonio con nativos de pura raza.  Los niños mestizos están siendo sistemáticamente apartados de sus familias y llevados a esas instalaciones. Aquí, son «instruidos para que afronten una nueva vida en la sociedad blanca», una vida como sirvientes domésticos y trabajadores de granjas. Neville autoriza el traslado de Molly, Gracie y Daisy. El oficial de policía RIGGS (Jason Clarke) se dirige al villorrio cumpliendo el mandato de Neville, y, pese a la fiera protesta de las madres, es capaz de arrancar a las niñas de los brazos de aquéllas. De este modo, las niñas inician un largo periplo (unos 2400 kilómetros) hacia el sur, camino del Asentamiento para Nativos de Moore River, muy lejos de sus familias y de su entorno rural. Ese lugar de arribo es horrible; los niños son alojados en grandes dormitorios con apenas comodidades, la alimentación es malísima, y tienen prohibido hablar su propio idioma nativo.         

Luego de escaparse, se inicia una caza con todas las de la ley. Moodoo, el gran rastreador, recibe la misión de salir tras ellas y darles alcance.

Mientras se dirigen a casa, en un viaje que acabará durando tres meses con un recorrido de más de 2400 kilómetros, Molly logra siempre estar un paso por delante de los perseguidores. A lo largo del trayecto, debe echar mano de cada una de sus habilidades y armarse de todo su valor para eludir a los cazadores, ser más lista que Moodoo (el rastreador) y la policía, y mantener con vida el grupo de fugitivas.
En un primer momento, Molly sólo sabe que debe dirigirse al norte para regresar a Jigalong. Una información casual que le proporciona la esposa de un granjero le pone al corriente de que la alambrada para detener los conejos no está demasiado lejos.
Será la salvación de las niñas. Molly sabe que si puede hallar la alambrada, ésta les conducirá de regreso a Jigalong.

Ésta es una historia verídica. Molly se casó y tuvo dos niñas. Cuando éstas contaban cuatro y dos años, fueron capturadas junto a su madre y retornadas a Moore River. Y volvió a escaparse para regresar a Jigalong, llevando en brazos a Annabelle, la pequeña, dejando atrás a Doris, la mayor. Cuando Annabelle tenía tres años, fue arrancada de los brazos de Molly. Nunca la ha vuelto a ver. Doris se reencontró con su madre treinta años más tarde. Escribió la historia de Molly, que ha sido adaptada en el presente largometraje. Molly, de 85 años, y Daisy, de 79, todavía viven en Jigalong actualmente.

Los niños aborígenes australianos siguieron siendo apartados de sus familias por la política gubernamental hasta 1971. Actualmente, a aquellos niños que recibieron este trato, se les denomina «La Generación Robada».” Tomado de  Críticas de Película


 

Vea la Ruta de Molly y las niñas aborígenes

El libro en Amazon.com

La cerca de conejos en Australia:
“Hacia el año 1859 se liberaron en Australia unos cuantos conejos. Luego de 35 años, toda Australia parecía un gigantesco corral de conejos, causando un gravísimo desequilibrio ecológico, se comían todas las pasturas, inclusive llegaron a formar verdaderos desiertos en algunas regiones. Muchas haciendas de ganado vacuno y bovino se vieron imposibilitadas a proseguir, debido a la competencia que le hacia el conejo silvestre, introducido. Se hicieron todos los intentos posibles para exterminar a estos animales, desde envenenamientos en masa y hasta invertir 150.000 Km en alambrados finos alrededor de las granjas. Unas de las formas mas efectivas para combatirlo, fue introducir y dispersar artificialmente el virus de la mixomatosis. En 1938 Australia llego a exportar 10.000.000 de pieles de conejo y aún hoy se invierten importantes sumas para combatirlo.”  (Veáse La Cunicultura. Conejos en Australia), Cerca a Prueba de Conejos)