“La Lechuza Moreno”: Un maltrador de animales


El 27 de febrero de 2011, en un partido de fútbol entre el Deportivo Pereira y el Atlético Junior de Barranquilla, el cual era transmitido en vivo por la televisión, una pequeña lechuza (mascota del estadio) sufrió un doble maltrato: primero, un balonazo, el cual fue quizás accidental, pero que pudo evitarse suspendiendo el partido de fútbol al existir un animal (u objeto)  extraño dentro de la gramilla, decisión que tenía que tomar el árbitro;  y segundo, un golpe o “patada” intencional de un jugador llamado hasta ese entonces Luis Moreno, quien retiró el “molesto objeto” de la cancha, sin medir las consecuencias de sus actos y la indignación nacional que ocasionaría. El animal, pese a los esfuerzos de los médicos, falleció posteriormente.

Al jugador, como sanción social de los hinchas del futbol y los defensores de animales, deberíamos rebautizarlo como “LA LECHUZA MORENO” , para que nunca se olvide al animal (no me refiero al jugador, obviamente).

Este hecho puso en primera plana la débil y escasa normatividad existente en Colombia para evitar y sancionar el maltrato animal. Además permitió que un grupo de creativos hiciera una video denuncia que, en lo particular, me parece extraordinario, bien concebido, simple, sencillo pero que  llega al fondo del alma.

La causa: La patada

El consecuencia: La muerte

La sanción social: Los animalitos no se les tortura (Internautismo.com)