ONG lanzan campaña para “visibilizar” violencia sexual en Colombia


Martes 8 Septiembre 2009

Representantes de los grupos no gubernamentales colombianos explicaron que darán a conocer el año entrante testimonios de violencia sexual ante grupos de mujeres parlamentarias de otros países.

Varias organizaciones humanitarias denunciarán en una campaña internacional cómo las violaciones sexuales y la violencia de género han sido prácticas sistemáticas a lo largo de medio siglo de conflicto armado en Colombia.

“No han sido violadores comunes y silvestre… ha sido una estrategia” de los actores armados ilegales, dijo Alejandro Matos, de Oxfam Internacional, al presentar en Bogotá la campaña bajo el lema “Violaciones y Otras Violencias. Saquen mi cuerpo de la guerra”.

La campaña busca “visibilizar” cómo, en medio del conflicto, los actores armados se han ensañado contra las mujeres.

Tales violaciones “son crímenes de guerra y de lesa humanidad y Colombia algún día tendrá que afrontar eso”, agregó Matos.

“No fueron actos de cuatro ‘paracos’ (paramilitares) o cuatro guerrilleros haciendo eso… Si Colombia no las juzga, sí va a tener que entrar en cualquier momento la Corte Penal Internacional” a juzgar tales casos, aseguró el activista.

Oxfam Internacional está respaldando la campaña lanzada el martes en Bogotá junto a otros grupos locales como la Corporación Cisma Mujer y la Organización Casa de la Mujer. El miércoles se dará a conocer en Madrid, ciudad a la que le dan preeminencia debido a que el próximo año España presidirá la Unión Europea (UE), de la cual esperan algún tipo de presión hacia el gobierno de Colombia por la denuncia.

Representantes de los grupos no gubernamentales colombianos explicaron en una conferencia de prensa que darán a conocer el año entrante testimonios de violencia sexual ante grupos de mujeres parlamentarias de otros países e intentarán recopilar una estadística de mujeres violadas en la guerra, que actualmente no existe.

Martha Lucia Vásquez, consejera presidencial para la equidad de la mujer, dijo telefónicamente que el gobierno no desconoce que se han cometido actos de violencia sexual “es más, sabemos que es una práctica consuetudinaria de los actores armados ilegales”, pero rechazan que sea una política pública.

“No podemos permitir que se equiparen a los grupos de la guerrilla con la fuerza pública y tampoco que se diga que hay una política estatal o una política de la fuerza publica de practicar la violencia sexual como una arma de guerra”, agregó la funcionaria.

La idea de la campaña, dijeron los activistas, es que esa violencia sexual se conozca igual que otros fenómenos del conflicto tales como el desplazamiento y las desapariciones forzadas de personas.

El delito de la violación sexual es castigado por la ley colombiana con al menos ocho años de prisión.

Un informe anual del Instituto de Medicina Legal (IML) revelado en junio reportó que en Colombia se realizaron en 2008 cerca de 21.200 informes periciales sexológicos, un 4,3% más que el año anterior, un incremento atribuible al aumento de denuncias.

Del total de exámenes sexológicos hechos, 75% correspondieron a casos de abuso sexual, según el IML, de los cuales atribuyó un 16,5% a agresores “dudoso o desconocido” y una minoría a actores armados como paramilitares, guerrillas o la fuerza pública.

Las organizaciones no gubernamentales consideran que existe un subregistro sobre las violaciones sexuales cometidas por los actores armados debido a que muchas víctimas temen represalias si denuncian.

No han sido violadores comunes y silvestre… ha sido una estrategia” de los actores armados ilegales, dijo Alejandro Matos, de Oxfam Internacional, al presentar en Bogotá la campaña bajo el lema “Violaciones y Otras Violencias. Saquen mi cuerpo de la guerra”. La campaña busca “visibilizar” cómo, en medio del conflicto, los actores armados se han ensañado contra las mujeres. Tales violaciones “son crímenes de guerra y de lesa humanidad y Colombia algún día tendrá que afrontar eso”, agregó Matos. “No fueron actos de cuatro ‘paracos’ (paramilitares) o cuatro guerrilleros haciendo eso… Si Colombia no las juzga, sí va a tener que entrar en cualquier momento la Corte Penal Internacional” a juzgar tales casos, aseguró el activista. Oxfam Internacional está respaldando la campaña lanzada el martes en Bogotá junto a otros grupos locales como la Corporación Cisma Mujer y la Organización Casa de la Mujer. El miércoles se dará a conocer en Madrid, ciudad a la que le dan preeminencia debido a que el próximo año España presidirá la Unión Europea (UE), de la cual esperan algún tipo de presión hacia el gobierno de Colombia por la denuncia. Representantes de los grupos no gubernamentales colombianos explicaron en una conferencia de prensa que darán a conocer el año entrante testimonios de violencia sexual ante grupos de mujeres parlamentarias de otros países e intentarán recopilar una estadística de mujeres violadas en la guerra, que actualmente no existe. Martha Lucia Vásquez, consejera presidencial para la equidad de la mujer, dijo telefónicamente que el gobierno no desconoce que se han cometido actos de violencia sexual “es más, sabemos que es una práctica consuetudinaria de los actores armados ilegales”, pero rechazan que sea una política pública. “No podemos permitir que se equiparen a los grupos de la guerrilla con la fuerza pública y tampoco que se diga que hay una política estatal o una política de la fuerza publica de practicar la violencia sexual como una arma de guerra”, agregó la funcionaria. La idea de la campaña, dijeron los activistas, es que esa violencia sexual se conozca igual que otros fenómenos del conflicto tales como el desplazamiento y las desapariciones forzadas de personas. El delito de la violación sexual es castigado por la ley colombiana con al menos ocho años de prisión. Un informe anual del Instituto de Medicina Legal (IML) revelado en junio reportó que en Colombia se realizaron en 2008 cerca de 21.200 informes periciales sexológicos, un 4,3% más que el año anterior, un incremento atribuible al aumento de denuncias. Del total de exámenes sexológicos hechos, 75% correspondieron a casos de abuso sexual, según el IML, de los cuales atribuyó un 16,5% a agresores “dudoso o desconocido” y una minoría a actores armados como paramilitares, guerrillas o la fuerza pública. Las organizaciones no gubernamentales consideran que existe un subregistro sobre las violaciones sexuales cometidas por los actores armados debido a que muchas víctimas temen represalias si denuncian.

Fuente: Revista Semana

Apoyamos esta campaña!!!.

 

Un comentario en “ONG lanzan campaña para “visibilizar” violencia sexual en Colombia

Los comentarios están cerrados.