Uribe vs. Gaviria: duelo por la Constitución


POLÍTICAEl ex presidente César Gaviria salió en defensa de la constituyente de 1991, en respuesta a los sablazos del presidente Uribe que dijo que la Asamblea se llevó a cabo “por decreto” y sin requisitos “de Consejo Electoral, ni de Registraduría, ni de Corte Constitucional”.

 

Gaviria vs Uribe
el Presidente Álvaro Uribe y el ex presidente César Gaviria en los últimos días han protagonizado un enfrentamiento verbal por la legitimidad de la constituyente. Puya va y puya viene.

Los desencuentros entre el ex presidente César Gaviria y el presidente Álvaro Uribe no dan tregua. Este miércoles, el ex presidente y Jefe del Partido Liberal respondió al discurso que el presidente Álvaro Uribe dio el martes sobre la Constituyente y la institucionalidad del país en la instalación del foro internacional ‘Los desafíos de la democracia en Colombia y en América Latina’.

El presidente Uribe está dedicado a deslegitimar la Constitución de 1991 con una serie de argumentos, entre los cuales hay muchos errores”, dijo el jefe liberal. Durante su mandato (1990-1994) fue convocada la Asamblea Nacional Constituyente que dio origen a la actual Constitución de 1991.

En el discurso del martes Uribe dijo que la Corte Suprema, que era la más alta instancia de la justicia antes del 91, negó una propuesta para convocar a una asamblea constitucional durante el gobierno del presidente Alfonso López.

La misma Corte que años después, declaró exequible una convocatoria de Constituyente por decreto de Estado de Sitio, a través de la ponencia de un conjuez. Constituyente que tampoco se legitimó, porque tuvo una mínima participación política en su elección y no hubo requisitos de umbral, ni de Consejo Electoral, ni de Registraduría, ni de Corte Constitucional”, dijo Uribe en su discurso del martes.

Gaviria respondió que “no es cierto que la votó un conjuez, la votó la Corte Suprema, en uso de su pleno derecho”.

Fue una misma sentencia de la Corte Suprema de Justicia la que le dio a nuestra Carta Magna la amplitud que hoy en día tiene“, añadió.

El líder liberal recordó que en ese momento la conformación del Congreso no exigía los umbrales (mínimo de votos para la existencia de los partidos), porque estos fueron establecidos con la Reforma Política de 2003. Por esta razón Gaviria dijo que “Uribe tiene una serie de imprecisiones y está dedicado a deslegitimar la Constitución“.

Uribe también dijo el martes en su discurso que “si vamos a hablar de fortaleza institucional, este Gobierno habría tenido las mayores excusas para revocar al Congreso por la parapolítica, que se refiere a crímenes anteriores a este Gobierno. Y sin embargo, hemos hecho todos los esfuerzos para distinguir entre lo que es el examen judicial de la conducta personal de los congresistas y la solidez de la institución”.

Sin embargo, Gaviria le recordó a Uribe, que “los presidentes no pueden cerrar el Congreso. Cuando él (Uribe) se posesionó juró defender y acatar la Constitución. Ningún presidente puede cerrar el Congreso, eso es una dictadura”.

Gaviria advirtió que el cierre del Congreso por cuenta de la acción de un gobierno es un error como el que cometió Alberto Fujimori en el Perú.

Un duelo presidencial

Las respuestas de Gaviria al presidente Uribe hacen parte de un nuevo capítulo de disertaciones en los cuales los dos se han dedicado a dar cátedra de teoría política.

El pasado 12 de agosto, durante su intervención en el V Encuentro de la Jurisdicción Constitucional, en Barrancabermeja, el ex presidente Gaviria dijo en una clara alusión a Uribe: “El país no necesita caudillos que le permitan el escapismo que se genera del convencimiento de que un solo hombre puede ser la fuente de solución de todos los problemas”.

En respuesta Uribe, en el mismo evento le dijo  que “el tema que nos preocupa no es perpetuar al Presidente de la República, pero sí proyectar unas políticas que han demostrado ser convenientes para el país”.

El presidente agregó en ese mismo encuentro en Barrancabermeja (Santander) que la Constitución excedió su mandato, que “la voluntad del elector fue limitada a unos temas y cuando la constituyente se instaló se declaró sin límites temáticos“, dijo Uribe.

En esa misma ocasión Uribe, ante los cuestionamientos de Gaviria por la parapolítica en el Congreso, dijo que la filtración mafiosa en las instituciones del Estado fue anterior a su gobierno.

Da la sensación de que el actual Jefe de Estado, en el fondo, estuviera defendiendo el llamado “Estado de Opinión” para promover reformas como la de un nuevo mandato, el cual está prohibido por la Carta Magna, y para deslegitimar el proceso con el cual se concibió la Constitución. Sin embargo, queda la duda, como ocurre con muchas de sus expresiones lanzadas para que los ciudadanos se la pasen interpretandolo qué fue lo que quiso decir y, sobre todo, con que intención lo dijo. ¿Allanando el camino?

Tomado de Revista Semana.com