Ley 1266 de 2008: Habeas Data


(Visite el foro de Habeas Data para consultar o dialogar con otras personas)

Por fin el Gobierno nacional sancionó el proyecto de Ley de Habeas Data que desde el año anterior había recibido el visto bueno de la Corte Constitucional. Una demora, para muchos (incluido yo), injustificable. Ahora vendrá la aplicación, para muchos restringida e injusta, de una norma que tuvo muchos detractores y lobbystas del sistema financiero colombiano. Como es ya costumbre en el país, se dejó la expedición de la norma para el último día hábil del año.

La Ley Estatutaria 1266 del 31 de diciembre de 2008,  por la cual se dictan disposiciones generales del habeas data y se regula el manejo de la información contenida en bases de datos personales, en especial la financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países y se dictan otras disposiciones, era la tabla de salvación de cientos de miles de colombianos que vieron suprimida la posibilidad de acceder a un crédito en el sistema financiero formal, porque durante la cristis de los años noventa habían incurrido en mora o incumplido alguna de sus obligaciones crediticias, debiendo recurrir, en no pocas ocasiones, al sistema extrabancario con altas tasas de interés y poniendo en riesgo su mínimo patrimonio.

Transcribimos aquí un resumen de las noticias informativas sobre la citada Ley, que ha merecido muchas consultas e inquietudes de mis lectoras y mis lectores, con lo cual esperamos sirva para aclarar dudas o inquietudes al respecto.


El Espectador.com dijo el 6/01/2009

“Gobierno sanciona Ley de Habeas Data

Esta ley desarrolla una regulación integral del derecho fundamental de las personas a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas.

El presidente Álvaro Uribe Vélez sancionó la Ley 1266, “por la cual se dictan disposiciones generales del Habeas Data y se regula el manejo de la información contenida en bases de datos personales, en especial la financiera y crediticia, y se dictan otras disposiciones.

La Ley, en su artículo 13, explica que la información de carácter positivo permanecerá de manera indefinida en los bancos de datos de los operadores de información.

Sin embargo, aclara que los datos cuyo contenido haga referencia al tiempo de mora, tipo de cobro, estado de la cartera, y en general aquellos datos referentes a una situación de incumplimiento de obligaciones, se regirán por un término máximo de permanencia.

Vencido este tiempo, la información deberá ser retirada de los bancos de datos por el operador, de forma que los usuarios no puedan acceder o consultar dicha información.

El término de permanencia de esta información será de cuatro años, contados a partir de la fecha en que sean pagadas las cuotas vencidas, o sea pagada la obligación vencida.

Esta información positiva permite a muchas micro y pequeñas empresas, así como a personas naturales, acceder al crédito de los intermediarios financieros, en la medida en que éstos consideran tal información como la mejor carta de presentación de sus futuros clientes, muchos de los cuales suplen la ausencia de garantías reales o personales con su excelente comportamiento en el pago cumplido de sus obligaciones, único activo de una gran cantidad de empresas y ciudadanos del país.

La ley se constituirá en una herramienta fundamental para la profundización del sector financiero, permitiendo que el postulado constitucional de la democratización del crédito se materialice en nuevos proyectos de inversión por parte de amplios sectores de la población.

La norma, que rige a partir de la fecha de su publicación, establece que los titulares de información financiera y crediticia tendrán adicionalmente los siguientes derechos:

— Acudir ante la autoridad de vigilancia para presentar quejas contra las fuentes, operadores o usuarios por violación de las normas sobre administración de la información financiera y crediticia.

— Así mismo, pueden acudir ante la autoridad de vigilancia para pretender que se ordene a un operador o fuente la corrección o actualización de sus datos personales, cuando sea procedente.

Las fuentes deberán actualizar mensualmente la información suministrada al operador, sin perjuicio de lo dispuesto en la ley.

El reporte de información negativa sobre incumplimiento de obligaciones de cualquier naturaleza, que hagan las fuentes de información a los operadores de bancos de datos de información financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países, sólo procederá previa comunicación al titular de la información, con el fin de que éste pueda demostrar o efectuar el pago de la obligación, así como controvertir aspectos tales como el monto de la obligación o cuota y la fecha de exigibilidad.

Dicha comunicación podrá incluirse en los extractos periódicos que las fuentes de información envíen a sus clientes.

Sanciones

La Superintendencia de Industria y Comercio y la Superintendencia Financiera podrán imponer a los operadores, fuentes o usuarios de información financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países, previas explicaciones de acuerdo con el procedimiento aplicable, las siguientes sanciones:

— Multas de carácter personal e institucional hasta por el equivalente a mil quinientos (1.500) salarios mínimos mensuales legales vigentes, al momento de la imposición de la sanción, por violación a la ley, normas que la reglamenten, así como por la inobservancia de las órdenes e instrucciones impartidas por dicha Superintendencia.

Las multas podrán ser sucesivas mientras subsista el incumplimiento que las originó.

— Suspensión de las actividades del banco de datos, hasta por un término de seis (6) meses, cuando se estuviere llevando a cabo la administración de la información en violación grave de las condiciones y requisitos previstos en la ley, así como por la inobservancia de las órdenes e instrucciones impartidas por las superintendencias mencionadas para corregir tales violaciones.

— Cierre o clausura de operaciones del banco de datos cuando, una vez transcurrido el término de suspensión, no hubiere adecuado su operación técnica y logística, y sus normas y procedimientos a los requisitos de ley, de conformidad con lo dispuesto en la resolución que ordenó la suspensión.

— Cierre inmediato y definitivo de la operación de bancos de datos que administren datos prohibidos.

Las sanciones por infracciones se graduarán atendiendo, entre otros, los siguientes criterios: la dimensión del daño o peligro a los intereses jurídicos tutelados por la presente ley, el beneficio económico que se hubiere obtenido para el infractor o para terceros por la comisión de la infracción, o el daño que tal infracción hubiere podido causar, y la reincidencia en la comisión de la infracción.

Régimen de transición

Para el cumplimiento de las disposiciones contenidas en la Ley 1266 de 2008, las personas que, a la fecha de su entrada en vigencia ejerzan alguna de las actividades aquí reguladas, tendrán un plazo de hasta seis (6) meses para adecuar su funcionamiento a las disposiciones de la norma.

Los titulares de la información que a la entrada en vigencia de la ley estuvieren al día en sus obligaciones objeto de reporte, y cuya información negativa hubiere permanecido en los bancos de datos por lo menos un año contado a partir de la cancelación de las obligaciones, serán beneficiarios de la caducidad inmediata de la información negativa.

A su vez, los titulares de la información que se encuentren al día en sus obligaciones objeto de reporte, pero cuya información negativa no hubiere permanecido en los bancos de datos al menos un año después de canceladas las obligaciones, permanecerán con dicha información negativa por el tiempo que les hiciere falta para cumplir el año, contado a partir de la cancelación de las obligaciones.

Los titulares de la información que cancelen sus obligaciones objeto de reporte dentro de los seis (6) meses siguientes a la entrada en vigencia de la norma, permanecerán con dicha información negativa en los bancos de datos por el término de un (1) año, contado a partir de la fecha de cancelación de tales obligaciones.

Cumplido este plazo de un (1) año, el dato negativo deberá ser retirado automáticamente de los bancos de datos. Este beneficio se perderá en caso que el titular de la información incurra nuevamente en mora, evento en el cual su reporte reflejará nuevamente la totalidad de los incumplimientos pasados, en los términos previstos en el artículo 13 de Ley 1266 de 2008.”

Gina Parody: Ley de Habeas Data

“Ley de Habeas Data

El objetivo de esta ley es desarrollar el derecho constitucional que tienen todas las personas a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de datos, y los demás derechos, libertades y garantías constitucionales relacionadas con la recolección, tratamiento y circulación de datos personales. A lo que se refiere el artículo 15 de la Constitución Política, así como el derecho a la información establecido en el artículo 20 de la Constitución Política, particularmente en relación con la información financiera y crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países.

Periodo de permanencia de la información

La información de carácter positivo permanecerá de manera indefinida y la información que haga referencia al tiempo de mora y en genera todos los datos referentes a una situación de incumplimiento de obligaciones tendrán un período máximo de permanencia de cuatro años.

-De esta manera, existirá un historial crediticio para cada persona, el cual tendrá su información positiva y negativa, pero está ultima sólo durará cuatro años. Por medio de este historial, los bancos tendrán más confianza para prestar dinero ya que tenderán una verdadera información del comportamiento crediticio de los clientes, pues no sólo verán su información negativa como sucede actualmente sino podrán observar el monto de la deuda y el verdadero tiempo que se demoro en cancelarla.

Régimen de Transición

Las personas que tengan alguna deuda a partir de la sanción de la ley, tendrán 6 meses para ponerse al día.

Los que estén al día en sus obligaciones financieras y lleven un año o más con un reporte negativo antes de la sanción de la ley, serán beneficiarios de la caducidad inmediata de la información negativa.

Los que estén al día en sus obligaciones financieras pero lleven menos de un año con el reporte negativo, tendrán que esperar que se cumpla el año para la caducidad de la información negativa.

Los titulares que no estén al día dentro de sus obligaciones y paguen dentro de los seis meses siguientes a la sanción de esta ley, permanecerán con esta información negativa durante sólo un año y después será retirado automáticamente.”

08/01/09
Descubra los cambios y beneficios que traerá la nueva Ley de Hábeas Data.

Guía práctica para entender la nueva norma, la cual establece parámetros claros para el manejo del historial crediticio de los colombianos.

Los casos de personas que se atrasaron en sus deudas, pero que pese a pagarlas siguen reportadas como morosas en las centrales de información crediticia o incluso de aquellos que aparecen con retrasos aunque nunca han dejado de pagar, fueron la motivación de una iniciativa que tardó casi diez anos en convertirse en Ley y que comenzó a regir desde el martes.

Se trata de la Ley de Hábeas Data, la cual fijó finalmente un marco normativo que establece el tiempo de permanencia de la información negativa de los colombianos, así como la forma en que se deben hacer reclamos por errores e inconsistencias, y las sanciones para bancos, empresas de telefonía celular u administradores de la información si no hacen las correcciones pertinentes.

Hasta el lunes pasado, Datacrédito y la Cifin, las dos principales centrales de riesgo del país, manejaban diferentes tiempos de reporte negativo (cinco y dos anos), así como parámetros distintos para presentar quejas y hacer consultas.

Ahora, la nueva Ley estableció que el tiempo máximo de permanencia de un reporte negativo será de 4 anos contados desde el momento en que la persona se puso al día. Si el moroso nunca paga, el plazo máximo de permanencia es diez anos.

Sin embargo, como no se puede castigar por igual a quien estuvo retrasado por mucho tiempo y al que solo lo estuvo por pocos meses, se estableció que si la mora fue menor a dos anos, el reporte negativo permanecerá el doble del tiempo en que la persona estuvo colgada y también se cuenta desde el momento en que se cancele la obligación. Así, quien se retrasó dos meses y se pone al día, tendrá un reporte negativo por cuatro meses.

Los superintendentes Financiero y de Comercio, Roberto Borrás y Gustavo Valbuena, le explicaron a este diario la nueva Ley y la mejor forma de sacarle provecho, pues la idea es que, al tener reglas de juego, sea más fácil el acceso al crédito en el país.

Así mismo, los funcionarios aclararon que la norma no promueve una cultura de no pago, si no, por el contrario, que la gente esté al día, pero que no se abuse con aquellos que alguna vez incumplieron con sus obligaciones.

Cuando la información de una persona no sea correcta esta quedará marcada como en trámite, de manera tal que la persona no aparecerá como morosa, hasta tanto se resuelva el error o inconsistencia.

¿Quiénes se benefician?

El tener un marco claro sobre el manejo del historial crediticio favorece a quienes piden préstamos o están interesados en una relación comercial con una empresa de celulares, servicios públicos e incluso algunos colegios.

Además de las normas generales, la Ley trae un régimen de transición que estará vigente hasta junio y que permitirá que quienes se acojan a él no estén reportados por cuatro anos sino, máximo, por uno, independientemente de cuánto tiempo estuvieron en mora.

Para beneficiarse hay que ponerse al día con todas las obligaciones y, quienes llevan un ano o más en ese estado, ya están siendo borrados como antiguos morosos por Datacrédito y Cifin.

Este procedimiento es automático; no hay que pedirlo.

Solo se debe hacer la solicitud si pasados unos días y la persona que cumple con esa condición ve que no le han quitado el reporte.

También se benefician quienes ya pagaron, pero aún no han cumplido un ano de haberse puesto al día. Tan pronto cumplan ese plazo serán borrados automáticamente y, finalmente, los que aprovechen estos seis meses para pagar tendrán un reporte negativo por un ano contado a partir del momento en que se pongan al día.

Sin embargo, si cualquiera de estas personas vuelve a incurrir en mora se le aplicará el régimen de reporte general.

¿Quién puede ver la información?

La información financiera, crediticia, comercial y de servicios de los colombianos que sea recopilada en Datacrédito y Cifin podrá ser consultada solo por sus titulares, sus acreedores o entidades que estén interesadas en establecer una relación comercial con él. Igualmente las autoridades judiciales la podrán consultar, previa orden judicial.

La Ley establece que la consulta de la información por parte del titular será gratuita, al menos una vez al mes, y que las centrales de riesgo deberán tener un área de servicio para la atención de consultas, peticiones y reclamos. Así mismo, antes de que los bancos o las telefónicas envíen el dato negativo, tendrán que enviarle una comunicación al titular en la que le adviertan que lo van a reportar.

La idea es que la persona pueda pagar o pueda controvertir aspectos como el monto en mora o la fecha de pago. Esa comunicación podrá incluirse en los extractos que les envían las entidades a sus clientes y estas tendrán 20 días calendario para definir si envían o no el reporte.

¿Cómo reclamar por un error?

Si una persona está interesada en consultar su información, esta petición deberá ser atendida en máximo diez días hábiles. Si la central de riesgo no puede darle los datos en ese plazo, tendrá cinco días más para hacerlo, pero deberá explicarle al titular la razón de su demora.

Si al revisar la información la persona encuentra un error, deberá entregar a Datacrédito o la Cifin un reclamo escrito, en el que describa los hechos que generan la queja, y en su registro deberá aparecer, en un plazo máximo de dos días hábiles, una leyenda que diga ‘reclamo en trámite’, que permanecerá hasta que se resuelva. Si el error no fue culpa de la central de riesgo, sino del banco, esta deberá enviarle la información para que solucione el problema.

En cualquier caso, el reclamo tendrá que ser resuelto en máximo 15 días hábiles y, si por alguna razón, no se puede cumplir con ese plazo, se le deberá informar al afectado de la demora y se permitirán ocho días hábiles más.

Si el afectado no queda satisfecho con la respuesta podrá recurrir a la tutela (el hábeas data es un derecho fundamental), o a un proceso judicial, caso en el que deberá interponer demanda contra la fuente de información (banco o telefónica) y esta tendrá dos días hábiles para poner en el registro de la persona que el dato en cuestión está “en discusión judicial”.

¿Qué pasa si las centrales o el banco no corrigen?

Las superintendencias Financiera y de Industria y Comercio serán las encargadas de vigilar la correcta aplicación del hábeas data.
Por lo tanto, esas dos entidades quedaron facultadas para sancionar a quienes no cumplan con lo previsto por la nueva Ley.

Según la nueva Ley, esos organismos les podrán imponer multas hasta por 1.500 salarios mínimos (745 millones de pesos) a las entidades bancarias, las empresas de telefonía celular o las centrales de riesgo.

La sanción también podría consistir en suspender las actividades de las entidades infractoras por seis meses e incluso clausurarles sus operaciones.

Las superintendencias también quedan facultadas para obligar a la corrección del dato que genera el problema.

Adicionalmente, se recuerda que las entidades financieras no pueden negar un crédito con el argumento de que la persona está reportada, pues serán sancionados por la Superintendencia del ramo.

Es más, cuando nieguen una solicitud, deberán explicarle al solicitante las razones del rechazo.

El único tema que queda pendiente de esta nueva Ley es la forma en la que se debe presentar la información de los titulares.
Para esto, las dos superintendencias están preparando unos formatos, que verán la luz a través de decretos reglamentarios.
La idea será poder diferenciar la condición del deudor -si es el principal o es fiador-, el monto vencido, el tiempo de mora y la fecha de pago.

¿Para qué sirven las centrales de riesgo?

La información que recopilan estas entidades les ayudan a los bancos y empresas de servicio a saber qué tan buena paga es una persona.

En ellas se guarda información comercial, financiera, crediticia y de servicios, tanto buena como mala. Por eso, las personas que tengan cuentas de ahorro, corrientes, tarjetas de crédito o celulares en pospago están allí.

La información positiva permanece indefinidamente y, de hecho, sirve para ver un historial crediticio. La negativa es la que tiene plazos de permanencia, pues no se puede tachar indefinidamente de morosa a una persona. No obstante, en países como Brasil, solo se reporta la información negativa y, en los asiáticos, esta nunca se borra.

En Estados Unidos el dato de morosidad se mantiene máximo por siete anos y, luego, se elimina, así la persona no pague.

EL COLOMBIANO


07/01/09
Uribe sancionó Ley del Habeas Data.

El presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, sancionó este martes la Ley 1266, conocida como Habeas Data, y que establece que la información positiva permanecerá de manera indefinida en los bancos de datos de los operadores de información.

En cambio, los antecedentes cuyo contenido hagan referencia al tiempo de mora de las obligaciones, se regirán por un término máximo de permanencia de cuatro anos.

Vencido este lapso deberán ser retirados de los bancos de datos por el operador, de forma que los usuarios no puedan acceder o consultar dicha información.

Los cuatro anos serán contados a partir de la fecha en que sean pagadas las cuotas vencidas o la obligación.

Por la Ley 1266 se dictan disposiciones generales del Habeas Data, se regula el manejo de la información contenida en bases de datos personales, en especial la financiera y crediticia, y se fijan otras disposiciones.

Esta ley, esperada con ansias por los deudores morosos del sistema financiero, desarrolla una regulación integral del derecho fundamental de las personas a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas. Tiene énfasis en la actividad de los bancos de datos de información financiera y crediticia.

Esta información positiva permite a muchas micro y pequenas empresas, así como a personas naturales, acceder al crédito de los intermediarios financieros, pues éstos consideran tal información como la mejor carta de presentación de sus futuros clientes.

PORTAFOLIO

06/01/09
Morosos que se pusieron al día por fin serán borrados de centrales de riesgo.

No hay que confundirse, no se trata de una amnistía para quienes no hayan pagado -por ejemplo- sus cuentas de telefonía celular, sino que se borra más rápido el reporte del moroso de las centrales de riesgo, siempre y cuando pague.

Las personas que estuvieron en mora con el sistema financiero o con empresas de telefonía celular y que hace un ano se pusieron al día podrán ser ‘borrrados de pantalla’.

Para ello hay que dirigirse a las centrales de riesgo o a la empresa que los reportó para que borren su información negativa y quede limpio su historial crediticio.

Esta gabela forma parte de las normas que incluye la llamada Ley de Habeas Data, que quedó con el número 1266 del 2008 y que acaba de ser sancionada por el presidente Álvaro Uribe.

Desde octubre pasado la nueva norma, que es una ley estatutaria, recibió el visto bueno de la Corte Constitucional, pero solo hasta hoy fue avalada por la Presidencia. La idea de esta regulación es unificar las reglas sobre permanencia y manejo de datos en las centrales de riesgo (Datacrédito y Cifin).

Se establece que la información negativa deberá permanecer por cuatro anos contados a partir de la fecha en que la persona paga su obligación, aunque si el retraso en el pago es inferior a dos anos, el reporte solo podrá estar por el doble del tiempo de la mora. Es decir, que si una persona se retrasó cuatro meses en su tarjeta de crédito y luego se puso al día, el reporte negativo solo podrá estar ocho meses, pero si el retraso es de 2 anos y medio, el reporte durará cuatro anos.

La Ley establece además un período de gracia en el que se da la gabela que se menciona arriba y que en general aplica para todos aquellos que cumplan un ano de haberse puesto al día, así quien canceló hace ocho meses, dentro de cuatro lo podrán borrar y quien pagó en junio pasado no tendrá más el reporte negativo en junio de este ano.
Aunque si por algún motivo vuelven a caer en la mora, ya no se aplicarán las normas de transición, sino la general de cuatro anos.

El periodo de transición también aplica para quienes hoy están en mora y pagan dentro de los próximos meses, en cuyo caso su reporte permanecerá solo un año.

COMUNICADO DE PRESIDENCIA


La Ley 1266 establece que la información positiva permanecerá de manera indefinida en los bancos de datos de los operadores de información. Por su parte, los antecedentes cuyo contenido hagan referencia al tiempo de mora de las obligaciones, se regirán por un término máximo de permanencia, vencido el cual deberán ser retirados de los bancos de datos. El término de permanencia será de cuatro anos, contados a partir de la fecha en que sean pagadas las cuotas vencidas o la obligación.

Bogotá, 6 ene (SP). El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, sancionó la Ley 1266, “por la cual se dictan disposiciones generales del Habeas Data y se regula el manejo de la información contenida en bases de datos personales, en especial la financiera y crediticia, y se dictan otras disposiciones.
La Ley, en su artículo 13, explica que la información de carácter positivo permanecerá de manera indefinida en los bancos de datos de los operadores de información.

Sin embargo, aclara que los datos cuyo contenido haga referencia al tiempo de mora, tipo de cobro, estado de la cartera, y en general aquellos datos referentes a una situación de incumplimiento de obligaciones, se regirán por un término máximo de permanencia.

Vencido este tiempo, la información deberá ser retirada de los bancos de datos por el operador, de forma que los usuarios no puedan acceder o consultar dicha información.

El término de permanencia de esta información será de cuatro anos, contados a partir de la fecha en que sean pagadas las cuotas vencidas, o sea pagada la obligación vencida.

Esta ley desarrolla una regulación integral del derecho fundamental de las personas a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas, con énfasis en la actividad de los bancos de datos de información financiera y crediticia.
Esta información positiva permite a muchas micro y pequenas empresas, así como a personas naturales, acceder al crédito de los intermediarios financieros, en la medida en que éstos consideran tal información como la mejor carta de presentación de sus futuros clientes, muchos de los cuales suplen la ausencia de garantías reales o personales con su excelente comportamiento en el pago cumplido de sus obligaciones, único activo de una gran cantidad de empresas y ciudadanos del país.

La ley se constituirá en una herramienta fundamental para la profundización del sector financiero, permitiendo que el postulado constitucional de la democratización del crédito se materialice en nuevos proyectos de inversión por parte de amplios sectores de la población.

La norma, que rige a partir de la fecha de su publicación, establece que los titulares de información financiera y crediticia tendrán adicionalmente los siguientes derechos:

– Acudir ante la autoridad de vigilancia para presentar quejas contra las fuentes, operadores o usuarios por violación de las normas sobre administración de la información financiera y crediticia.

– Así mismo, pueden acudir ante la autoridad de vigilancia para pretender que se ordene a un operador o fuente la corrección o actualización de sus datos personales, cuando sea procedente.

Las fuentes deberán actualizar mensualmente la información suministrada al operador, sin perjuicio de lo dispuesto en la ley.

El reporte de información negativa sobre incumplimiento de obligaciones de cualquier naturaleza, que hagan las fuentes de información a los operadores de bancos de datos de información financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países, sólo procederá previa comunicación al titular de la información, con el fin de que éste pueda demostrar o efectuar el pago de la obligación, así como controvertir aspectos tales como el monto de la obligación o cuota y la fecha de exigibilidad.

Dicha comunicación podrá incluirse en los extractos periódicos que las fuentes de información envíen a sus clientes.

Sanciones

La Superintendencia de Industria y Comercio y la Superintendencia Financiera podrán imponer a los operadores, fuentes o usuarios de información financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países, previas explicaciones de acuerdo con el procedimiento aplicable, las siguientes sanciones:

– Multas de carácter personal e institucional hasta por el equivalente a mil quinientos (1.500) salarios mínimos mensuales legales vigentes, al momento de la imposición de la sanción, por violación a la ley, normas que la reglamenten, así como por la inobservancia de las órdenes e instrucciones impartidas por dicha Superintendencia.
Las multas podrán ser sucesivas mientras subsista el incumplimiento que las originó.

– Suspensión de las actividades del banco de datos, hasta por un término de seis (6) meses, cuando se estuviere llevando a cabo la administración de la información en violación grave de las condiciones y requisitos previstos en la ley, así como por la inobservancia de las órdenes e instrucciones impartidas por las superintendencias mencionadas para corregir tales violaciones.

– Cierre o clausura de operaciones del banco de datos cuando, una vez transcurrido el término de suspensión, no hubiere adecuado su operación técnica y logística, y sus normas y procedimientos a los requisitos de ley, de conformidad con lo dispuesto en la resolución que ordenó la suspensión.

– Cierre inmediato y definitivo de la operación de bancos de datos que administren datos prohibidos.
Las sanciones por infracciones se graduarán atendiendo, entre otros, los siguientes criterios: la dimensión del daño o peligro a los intereses jurídicos tutelados por la presente ley, el beneficio económico que se hubiere obtenido para el infractor o para terceros por la comisión de la infracción, o el dano que tal infracción hubiere podido causar, y la reincidencia en la comisión de la infracción.

Régimen de transición
Para el cumplimiento de las disposiciones contenidas en la Ley 1266 de 2008, las personas que, a la fecha de su entrada en vigencia ejerzan alguna de las actividades aquí reguladas, tendrán un plazo de hasta seis (6) meses para adecuar su funcionamiento a las disposiciones de la norma.

Los titulares de la información que a la entrada en vigencia de la ley estuvieren al día en sus obligaciones objeto de reporte, y cuya información negativa hubiere permanecido en los bancos de datos por lo menos un ano contado a partir de la cancelación de las obligaciones, serán beneficiarios de la caducidad inmediata de la información negativa.
A su vez, los titulares de la información que se encuentren al día en sus obligaciones objeto de reporte, pero cuya información negativa no hubiere permanecido en los bancos de datos al menos un ano después de canceladas las obligaciones, permanecerán con dicha información negativa por el tiempo que les hiciere falta para cumplir el año, contado a partir de la cancelación de las obligaciones.

Los titulares de la información que cancelen sus obligaciones objeto de reporte dentro de los seis (6) meses siguientes a la entrada en vigencia de la norma, permanecerán con dicha información negativa en los bancos de datos por el término de un (1) ano, contado a partir de la fecha de cancelación de tales obligaciones.
Cumplido este plazo de un (1) ano, el dato negativo deberá ser retirado automáticamente de los bancos de datos.

Este beneficio se perderá en caso que el titular de la información incurra nuevamente en mora, evento en el cual su reporte reflejará nuevamente la totalidad de los incumplimientos pasados, en los términos previstos en el artículo 13 de Ley 1266 de 2008.


20 comentarios en “Ley 1266 de 2008: Habeas Data

  1. me parece una excelente ayuda .no todo uede ser ganacia para los bancos y corporaciones .existimos muchos colombianos con problemas economicos surgidos despues de haber suscrito alguna obligacion con estas entidades y aun asi nos rematan los bienes

  2. me parece de muy mal gusto que a pesar de que uno pague o este al dia le tengan un reporte negativo dañándole la poca experiencia crediticia y puertas cerradas por todos los lados y como raro que los bancos solo le prestan a la gente que no necesita axe mas de dos años pague una deuda que tenia con el antiguo banco de la mujer y esta es la hora que no me an retirado de las centrales de riesgo perjudican domen de una manera enorme porque tengo un buen trabajo pero por ese problema ningún banco me presta dinero
    nose que hacer para que esta entidad me retire y me saque de ese problema tan maluco que me tiene bien perjudicado

  3. que bueno que las personas que dejaron de pagar, hace más de 10 años las saquen y les borren de datacredito, que en el momentos son muchas personas que ya han pasado mas de 10 años y aún no las han sacado de ese tormento que es datacredito y el reporte negativo que significa la muerte crediticea.

  4. vivian peña
    porque si ya pague el 28 de julio de 2011, aun aparesco reportada y fuera de eso el banco de bogota de cerrito valle aun me esta cobrando y eso que con ellos mismos firme el paz y salvo, cancele el acuerdo de pago y cancele la tarjeta, y aun me siguen cobrando.
    Esto me esta afectando en la adquisición de vivienda con comfenalco, sera que alguen me puede colaborar para ver que puedo hacer.
    El acuerdo se hizo con grupo consultor andino de bogota, y por medio de correo les envie copia de todas las consignaciones.
    vivi-857@hotmail.com.

    gracias por su colaboracion

  5. mauricio acevedo
    Por que si ya pague aun aparezco reportado.y fuera de eso no me dicen que entidades son las que me tienen reportado.es un misterio total

Los comentarios están cerrados.