Da rabia!!!


imagen-3618605-1.jpgDesde una pequeña y hoy tranquila ciudad, Envigado, escribo en la soledad de mi residencia, comparto con ustedes, lectores anónimos, estas palabras de rabia contra todos aquellos que lo han causado, contra todos aquellos que en nombre del Pueblo, de la Libertad, de la Paz y hasta de la Democracia, se abrogan el derecho de levantarse en armas, de reprimir con armas, de resolver con las armas,  de secuestrar y destruir la vida humana de unos seres inermes. Contra todos ellos, sean de donde fueren, pedimos castigo de la comunidad internacional. Contra todos ellos, sean quienes fueren, exigimos justicia internacional. No queda otra alternativa. No vemos otro camino que el de la Justicia Internacional, porque la Nacional hace rato claudicó pese al esfuerzo y al martirio de muchos y por la inercia y complacencia de otros tantos.

Da rabia que: las esposas, las madres, los hermanos, los hijos, las familias enteras de los diputados del Valle, secuestrados hace más de 5 años, luego de tanto suplicar, pedir, luchar,  rogar y hasta llorar, sólo reciban una noticias transnochada: “Murieron en fuego cruzado”. Y hasta la fecha, no entregan sus cadaveres. Dónde están???

Da rabia el desenlace fatal del secuestro de los dirigentes políticos del Valle.

Da rabia pensar en ciudadanía, en derechos y en deberes, cuando el primer derecho, el de la vida, no se respeta en este País.

Da rabia que los miembros de la ultraizquierda, tan parecidos a los miembros de la ultraderecha en Colombia, no entiendan que estamos hartos de sus discursos añejos, discursos absurdos que invocando la defensa del Pueblo y de la Libertad, de la Justicia Social, sólo consiguen destruir unos principios mínimos de convivencia, y construir más y más barreras de odios y furias cruzadas entre Colombianos.

Da rabia que el Gobierno haya sido indolente durante tantos años para hacer todo lo que fuera necesario, políticamente, para terminar con el martirio de esos colombianos y de sus familias. Era un imperativo político y moral, y sigue siéndolo con los que aún están secuestrados, que el Estado, el Gobierno, el Régimen, hagan lo que un Estado civilizado haría: Lograr la libertad de los secuestrados, pero VIVOS!!!.

Da rabia que hayan matado a sangre fria a unos ciudadanos inermes, indefensos, impotentes. Eso no se olvida; Eso no se perdona; Eso no se exculpa.

“Paz en la tumba de los muertos, entreguen sus cadaveres”

Es hora que la Justicia Penal Internacional deje caer sobre las cabezas de los responsables su implacable espada. Los colombianos que no hemos participado jamás en la muerte de ningún compatriota, exigimos al mundo JUSTICIA INTERNACIONAL. No permitan que  más crímenes de guerra se sigan cometiendo a sus espaldas.

 

 

 

Al Gobierno, también le cabe responsabilidad!!!

Me pregunto: ¿Para qué un Estado sino es capaz de cumplir con la más mínima tarea que le corresponde: brindar seguridad y protección a sus ciudadanos???

Lograr la libertad de los ciudadanos secuestrados por la vía política, lejos de debilitar al Estado, lo fortalece, lo engrandece y lo ennoblece. Es cierto que no conocemos las verdades de la negociación, porque en este país ya nos acostumbramos a que todos mienten, pero tiene el Gobierno hacer lo esfuerzos necesarios para lograr el Acuerdo Humanitario antes que sea tarde.