Las personas pueden reunirse y manifestarse pacíficamente. Es un derecho humano!

Las personas pueden reunirse y manifestarse pacíficamente. Es un derecho humano!

En la Constitución Política de Colombia de 1991, se dice:

“ARTICULO 37. Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho.”

Esta garantía constitucional, es el fundamento de las marchas ciudadanas, en muchas ciudades y municipios del país; permite que un pequeño grupo de 2, 3, 5 ó 10 personas, se reunan y protesten frente a un supermercado, frente a una entidad pública, frente a una clínica de abortos, entre otros. Pero también que miles y miles de personas salgan a las calles a oponerse o a apoyar una decisión del Gobierno, o a reclamar lo que ellos consideran sus derechos.

Obsérvese que la disposición constitucional colombiana permite que se LIMITE, a través de la LEY, el ejercicio del derecho de reunirse y manifestarse pacíficamente. Esto significa que no es un derecho absoluto o total o sin límites. No. Por el contrario, puede ser limitado, en nuestro caso, por el Congreso.

La citada norma constitucional, lo único que hace es recoger el artículo 20, numeral 1, de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948), de la cual Colombia es firmante, y que dispone:

“Artículo 20 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.”

El numeral segundo de la norma, recoge otro derecho fundamental en nuestra Constitución: El derecho de libre asociación. Obsérvese que la Declaración Universal consagró la garantía de NO ser obligatoria la asociación. De ahí que los colombianos pueden o no pertenecer a asociaciones sin ánimo de lucro; a colegios profesionales y similares.

Se recomienda ver el video que recoge imágenes de protestas y manifestaciones pacíficas de varias partes del mundo.