La Revista Semana dedicó su pasada edición 1715 a un tema recurrente en el país: la falta de autoridad!!!. Existen muchas normas, pero no se aplican. Las autoridades esperan que existan escándalos mediáticos para intervenir en lugar de hacer inmediatamente se están presentando las conductas. Desde unas muy simples que afectan la convivencia ciudadana y que se interviniera la autoridad evitar que los hechos llegaran a ser más graves; hasta hechos gravísimos frente a los cuales no se imponen las sanciones previstas en la ley. Los ciudadanos, desde los de más bajos hasta lo de más altos ingresos, consideran que a ellos no se les puede aplicar la ley. Además, cuando se logra judicializar a los responsables, éstos obtienen mejores rebajas o descuentos que las que ofrecen las promociones del “Viernes Negro” o “Black Friday” o los aniversarios de los grandes almacenes. Aquí les dejamos dos ejemplos:

Crisi¿Dónde está la autoridad?s en la Justicia, pasajeros que se toman aviones, linchamientos en las calles, irrespeto a la autoridad y otros actos son síntomas de un Estado cada vez más débil.

Estatuas de sal. En eso pareciera que se están convirtiendo los instrumentos contemplados en la Constitución y en la ley para el ejercicio de la autoridad en Colombia. Porque hay normas en el papel, gobernantes con poder, funcionarios con decretos, policías con bolillo y jueces con atribuciones, pero en la vida cotidiana poco se sienten y la autoridad parece adormecida.

Piqué tuvo un incidente con al Guardia Urbana de Barcelona

Piqué tuvo un incidente con al Guardia Urbana de Barcelona

En contraposición al reciente panorama en Colombia, queremos mostrar la reciente sanción de 10.500 euros, impuesta por una juez española a la multimillonaria estrella del futbol (y esposo de Shakira), Gerard Piqué, por insultar a dos agentes de la guardia urbana, quienes iban a multar a su hermano por estar más de 20 minutos mal parqueado o estacionado en una vía. (más…)


Reproducimos el artículo principal de la Revista Semana (edición 1716), que resume la

¡Verguenza!, así tituló la Revista Semana (edición 1716) el escándalo de la Justicia en Colombia.

¡Verguenza!, así tituló la Revista Semana (edición 1716) el escándalo de la Justicia en Colombia.

El espectáculo que tiene como protagonista al magistrado Jorge Pretelt no deja de alarmar al país. El daño a la Justicia es irreparable.

Vergüenza. Esa es la palabra que podría definir el lamentable episodio que tiene desde hace varias semanas como protagonista principal al expresidente de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt. Desde que estalló el escándalo el pasado 2 de marzo por los presuntos pagos a ese magistrado para supuestamente favorecer una tutela, varios ministros, toda la Rama Judicial y la opinión pública le han solicitado en todas las formas posibles que, en un acto de dignidad, el polémico magistrado renuncie para no continuar lesionando la ya de por sí débil credibilidad de la Justicia.

Hasta el viernes pasado se anticipaba que Pretelt tenía que renunciar. Al escándalo de Fidupetrol se sumó el hecho de que prácticamente no ha pasado un solo día de los del último mes en donde no le aparezcan nuevos y graves señalamientos. La semana pasada fueron revelados unos correos y unas grabaciones en donde podría quedar comprometido en tráfico de influencias, entre otros delitos. No menos grave resultó, como algo extraordinario en la historia reciente del país, que sus propios compañeros decidieron el miércoles anterior cancelar una sesión de la Corte Constitucional a la espera de una renuncia que le han pedido en no menos de cinco oportunidades. (más…)


SALOMÓN KALMANOVITZ 13 JUL 2014 – 9:00 PM 

En los orígenes de la democracia liberal inglesa, el parlamento vigilaba el comportamiento y el gasto del ejecutivo para evitar el abuso de su poder, asegurar el uso pulcro de los recursos públicos y dotar de racionalidad a la organización del Estado. (más…)


Por UMBERTO ECO | Publicado el 14 de julio de 2014

Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo, que a todas luces parece preocupar a todos, es el número creciente de amenazas a nuestra privacidad.

En los términos más llanos, asumimos que “privacidad” significa que todos tienen el derecho a proceder con sus propios asuntos sin que alguien más -en particular dependencias ligadas a centros de poder- se entere al respecto. Valoramos tanto nuestra privacidad que hemos establecido instituciones y regulaciones para salvaguardarla. (más…)


Con la lógica proterva de la justicia mediática, resulta que el escándalo es suficiente para que a un sindicado se le condene, por encima de la presunción de inocencia y el debido proceso y al margen de lo que sentencie el juez de acuerdo con la verdad procesal.

Ni riesgos de ponerme en el papel de abogado del diablo, o de los diablos. El que la haya hecho, que la pague, “después de haber sido oído y vencido en juicio”, no porque la actuación judicial la fuerce la presión informativa. Sí creo que es abusivo afirmar que a un ciudadano lo procesaron, lo condenaron o lo privaron de la libertad “por el escándalo” de una contratación ilícita, de las chuzadas o de algún carrusel.

(más…)


Yesid Reyes Alvarado 17 Jul 2014 – 11:17 pm
Hace pocos días los medios de comunicación informaron que un subintendente de la Policía Nacional fue asesinado por robarle su bicicleta. Esa noticia, junto a otras que en las últimas semanas han dado cuenta de la muerte violenta de más integrantes de esa institución a manos de criminales, afectan de manera especialmente grave la percepción de seguridad entre los ciudadanos. Aun cuando el crimen siempre ha estado presente en la sociedad y todos sabemos que erradicarlo por completo no pasa de ser una utopía, la existencia de un ente policial dedicado al combate de la delincuencia genera un cierto grado de confianza en la comunidad. Cuando se comete un delito, se espera la intervención de los uniformados para aprehender al autor del mismo y ponerlo a disposición de las autoridades judiciales.

(más…)


“…Años después, en su lecho de agonía, Aureliano Segundo había de recordar la lluviosa tarde de junio en que entró en el dormitorio a conocer a su primer hijo. Aunque era lánguido y llorón, sin ningún rasgo de un Buendía, no tuvo que pensar dos veces para ponerle nombre. -Se llamará José Arcadio -dijo…”  Cien años de soledad. Gabriel García Márquez

Mapa del primer nombre de un grupo 108 estudiantes un curso en la Universidad de Antioquia (Junio 2014)

Mapa del primer nombre de un grupo (108) de estudiantes de un curso  a nivel uniersitario (Junio 2014)

(más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 174 seguidores